Llámanos al: 958 28 58 76
Consúltanos o Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

10. 11. 2014 | Noticia

Cirugía íntima femenina y masculina

El Dr. Gómez Morales en sus largos años de cirugía hospitalaria como Jefe de Sección ha adquirido una gran experiencia por su especial dedicación a la Cirugía Genitourinaria en su vertiente Plástica y Reconstructora, enfocada al tratamiento de múltiples malformaciones, deformidades y secuelas en el área genital.

En los hombres, tratando malformaciones como los hipospadias, incurvaciones peneanas o secuelas cicatriciales en pene y escroto así como “penes enterrados”, lipomatosis pubiana, extirpación de granulomas por infiltración de diversos productos y cuerpos extraños etc.

En las mujeres, desde secuelas de fisuras y ectrofias vesicales, a reconstrucción vaginal por agenesia y también angiomas o varicosidades, secuelas cicatriciales de episiotomías en partos, hipertrofia de labios menores y todo tipo de deformidades en el área genital femenina.

FOTO-CIRUGIA-INTIMA -

CIRUGIA INTIMA FEMENINA:

La demanda de tratamientos de cirugía genital empieza a ser frecuente en las consultas de Cirugía Estética. Este tipo de tratamientos garantizan el rejuvenecimiento de los genitales externos con técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, en la mayor parte de los casos, de forma ambulatoria lo que permiten al paciente volver a casa el mismo día de la intervención.

Los signos de envejecimiento en la mujer se manifiestan con un pubis engrosado y aumentado de tamaño, unos labios mayores que pierden tensión y volumen o sobretodo unos labios menores colgantes que se hacen excesivamente grandes sobrepasando a los labios mayores, siendo aparentes incluso con las prendas de vestir ajustadas o con los bañadores.

Es posible conseguir un rejuvenecimiento genital gracias a tratamientos como la remodelación púbica o lipoescultura pubiana que corrige y elimina el acumulo graso, consiguiendo una forma más natural y joven. Está indicado en aquellas mujeres (u hombres) que, por obesidad, reducción de peso, envejecimiento u otros factores presentan una zona púbica demasiado prominente o un faldón de piel que semioculta su sexo o entierra su pene.

La remodelación de los labios mayores se realiza cuando éstos han dejado de tener su tensión y forma natural,  consiste en infiltrar una cierta cantidad de grasa o lipofilling, obtenida mediante una mini-liposucción de otra zona corporal, consiguiendo así dar a los labios más turgencia y una forma más juvenil.

Los labios menores también se pueden reducir de tamaño es la llamada “ninfoplastia” o simplemente “labioplastia” que se realiza cuando éstos han sufrido un crecimiento o un descolgamiento antiestético, favorecido por el envejecimiento y los partos, pero en ocasiones ya crecen de forma exagerada o irregular desde la infancia. La corrección consiste en remodelar y reducir los labios mediante la extirpación de la piel sobrante siendo una cirugía que se puede realizar con anestesia local y sedación sin ingreso.

CIRUGIA GENITAL EN HOMBRES:

En el hombre los signos de envejecimiento se manifiestan también:

El llamado “pene enterrado” Causado por el engrosamiento del pubis que contribuye que aparezca muy acortado, a veces casi desaparecido al ocultarse y hundido por el exceso de grasa. Crea problemas en las relaciones intimas del paciente.

Un escroto pendulo con bolsa escrotal de tamaño excesivo o incluso péndula. La pérdida de tensión en la piel da una aspecto envejecido incluso ocultado con prendas de vestir.

Un prepucio excesivo crea no solo problemas estéticos sino funcionales en la micción desviada y maceración por humedad del glande que lleva a infecciones frecuentes sobre todo por hongos.

Otras patologías crean también problemas de consecuencias funcionales y no solo estéticas que veremos más extensamente en el apartado de Cirugía Reparadora:

Enfermedad de Peyronie que además de provocar placas o nódulos endurecidos en el pene provocan una desviación o vertical o lateral del pene que en casos graves dificultan o incluso impiden las relaciones intimas.

Granulomas subcutáneos en pene o escroto por infiltraciones con productos biologicos o no que se intoleran o fibrosan creando abultamientos dolorosos en la zona.

Secuelas de Cirugía de fimosis u otras con cicatrices o bridas que traccionan a la piel del pene creando dolor e impotencia

CIRUGIA ESTETICA Y REPARADORA UROGENITAL:

Todas estas deformidades e incluso patologías se pueden corregir mediante técnicas quirúrgicas variables según los casos. Los resultados son en general satisfactorios y visibles a muy corto plazo, mejorando aun mas con el tiempo. Además las cicatrices son casi imperceptibles en la mayoría de los casos. Como ya hemos explicado muchos de estos tratamientos pueden realizarse con anestesia local y sedación, pasando solo unas horas en la sala de reanimación, retornando a su domicilio.