Llámanos al: 958 28 58 76
Consúltanos o Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

Abdominoplastia

abdominoplastia-granada - Abdominoplastia. Cirugía del abdomen en Granada

La abdominoplastia o cirugía de la pared abdominal es una procedimiento que se realiza para eliminar la piel y grasa en exceso del abdomen, tensionar los músculos y así aplanar este y corregir su flacidez.

LAS INDICACIONES:

Son varias las causas, siendo las más importantes las secuelas de embarazo, las personas mayores por el envejecimiento de los tejidos, los adelgazamiento importantes tras una obesidad, etc.

En todos los casos existe una flacidez progresiva de la pared abdominal que, en los casos graves, puede formar un “faldón abdominal” que cuelga, tapando incluso el pubis. En general se acompaña de una distensión de los músculos abdominales, frecuente tras los embarazos o distensión por grasa intraabdominal.

En ciertos casos solo existe un exceso de piel en pacientes muy delgadas, sin grasa alguna, que también son susceptible de corrección tensionando la piel por un procedimiento más superficial y menos agresivo como la “mini-abdominoplastia“.

LA TÉCNICA QUIRÚRGICA:

Consiste en la combinación de varios procedimientos quirúrgicos complementarios que someramente consisten en:

  • Una liposucción previa para adelgazar el grosor de la pared abdominal superior y lateral que cubrirá el defecto de la cirugía y también en zonas cercanas como los flancos o la zona púbica genital muchas veces aumentada.
  • Una eliminación de la piel en exceso en la parte inferior, por debajo del ombligo hasta el pliegue púbico natural. La cantidad a escindir dependerá de la gravedad del caso.
  • Un despegamiento amplio de la pared abdominal superior y lateral para traccionando de ella y cubrir así la zona eliminada hasta el pubis.
  • Una “plicatura” o tensionamiento de los músculos abdominales en la línea media desde la zona esternal hasta pubis. Este procedimiento es muy importante para estrechar y aplanar la pared abdominal.
  • Recolocación del ombligo natural por un ojal creado en el colgajo de piel superior que se desciende para la cobertura.

Esta es una técnica que por su envergadura requiere un equipo quirúrgico preparado y con experiencia en este tipo de cirugía. Los estudios previos para valorar su estado de salud son indispensables, las patologías crónicas previas (diabetes, anemia ,alteraciones cardiacas varices graves, tabaquismo etc..) pueden contraindicar esta cirugía.

LA EVOLUCIÓN QUIRÚRGICA:

La hospitalización:

Es necesario en general un ingreso en clínica de unos dos días para controlar su recuperación, medir los drenajes aspirativos y su vigilar su analítica post operatoria para decidir un posible tratamiento complementario por anemia post quirúrgica.

Tiempo quirúrgico:

La intervención rara vez baja de las tres horas, bajo anestesia general y luego pasaría a control en reanimación otras 3 o 4 horas y posteriormente a su habitación. Normalmente a las 48 h la paciente puede trasladarse a su domicilio.

La recuperación:

La paciente requerirá un reposo importante (pero no solo en cama) durante unas dos semanas y después ir recuperándose progresivamente en otros 15 días manteniendo una faja de compresión abdominal durante unas seis semanas. Para la realización de esfuerzos o trabajo de fuerza necesitará entre seis y ocho semanas aunque depende mucho de la gravedad del caso y hay pacientes que a las tres semanas con su faja realizan trabajos de poca intensidad.

LAS COMPLICACIONES:

Que duda cabe que una cirugía de esta importancia está sujeta a posibles complicaciones con cierta frecuencia, aunque con los controles previos y el seguimiento posterior adecuado no tiene porque ser una cirugía de riesgo.

Las complicaciones más frecuentes son el sangrado excesivo que lleva a tratar una anemia postquirúrgica, los seromas a veces con infecciones locales, los hematomas, los sufrimiento de piel a veces en el ombligo, la tensión sobre las suturas que puede causar dehiscencia y ulceraciones menores o cicatrices ensanchadas. Finalmente pueden haber zonas de pérdida de sensibilidad, edemas crónicos que ceden con el tiempo y masajes. Las cicatrices finales siempre son amplias y visibles pero mejoraran pasado al menos seis meses aunque se colocan ocultas bajo la braguita o el bañador.

LOS RESULTADOS:

Pasadas unas semanas de dificultades y relativa incapacidad las pacientes recobran movilidad y agilidad, mejora de sus molestias de espalda, de dermatitis en piel colgante se pueden vestir con varias tallas menos, recobran su autoestima y en definitiva el grado de satisfacción es  de alto a medio a largo plazo.

Solicítanos ahora una cita gratuita.