Llámanos al: 958 28 58 76
Consúltanos o Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

Blefaroplastia

blefaroplastia-cirugia-parpados-granada - Blefaroplastia. Cirugía de parpados y cejas en Granada

Con el paso de los años, el exceso de piel y las bolsas de grasa de los párpados superior e inferior, dan un aspecto de cansancio, envejecimiento e incluso de  tristeza a nuestro rostro. Con la cirugía de párpados (blefaroplastia) conseguimos corregir esta alteración, devolviendo a nuestra mirada el aspecto que lucía anteriormente.

La aparición de bolsas de grasa, sobre todo en párpados inferiores, es más frecuente a partir de los 35 años, por el debilitamiento progresivo de nuestros tejidos, pero pueden aparecer a cualquier edad ya que en ocasiones tienen carácter hereditario.

La cirugía de párpados (blefaroplastia) es una intervención de corta duración, con un postoperatorio  sencillo y unos resultados duraderos.

¿Cómo se realiza?

Esta técnica puede realizarse aisladamente o junto a otras cirugías estéticas de la cara destinadas a eliminar las arrugas faciales o flacidez del rostro como el lifting facial.

– Párpados superiores: se procede a la extirpación del exceso de piel así como de músculo redundante. En ocasiones, es necesario extraer las bolsas de grasa que aparecen en la parte interna y media del párpado.

– Párpados inferiores: existen dos técnicas que nos permiten extirpar las bolsas de grasa

1. Vía externa (cutánea): a través de una incisión en la piel, bajo las pestañas, se accede a las bolsas. Esta técnica se realiza en ocasiones, cuando hay exceso de piel que deberá ser corregido. Además nos permite realizar cantopexia externa (reanclaje) del párpado inferior, para devolverle la tensión que ha perdido con el paso del tiempo.

2. Vía interna (transconjuntival): el abordaje a las bolsas de grasa se realiza por la conjuntiva del párpado, no quedando cicatriz visible. Los ojos se protegen con unos protectores oculares, que son bien tolerados gracias a que empleamos colirio anestésico. Esta técnica es de elección en paciente que no precisarán extirpación de piel.

¿Qué tipo de anestesia se emplea?

La cirugía de párpados puede realizarse con anestesia local simple sobretodo en parpados superiores y con local y sedación en los casos más complejos. Nuestro equipo médico junto con usted, decidirá cuál es la técnica anestesica más adecuada en su caso.

¿Debo permanecer ingresado?

Es importante realizar un reposo adecuado, manteniendo un control de la tensión arteriallimitar el movimiento ocular excesivo en las primeras horas, para así evitar hematomas. Por esas razones y la vigilancia evolutiva en las primeras horas, habitualmente recomendamos una noche de ingreso tras la cirugía.

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la cirugía, tendrá que tomar una serie de medidas que mantendrá unos días, como dormir con el cabecero de la cama elevado, aplicarse colirios y pomadas oftálmicas, así como frío local. Esto favorecerá que los hematomas y la inflamación desaparezcan más rápido.

Es preciso que mantenga un reposo adecuado durante los primeros 3-5 días, pudiendo después ir retomando progresivamente una actividad normal, sin esfuerzos importantes.

Cuando hay suturas externas, éstas se retirarán del 5º y el 7º día postoperatorio.

A veces puede aparecer conjuntivitis, así como lagrimeo excesivo, que será tratado con colirios y pomadas oftálmicas. Solo a veces puede precisar lágrimas artificiales para hidratación ocular.

Transcurridos diez días de la operación, podrá maquillarse para disimular los restos de hematoma y las cicatrices, si es que todavía son visibles. Es preciso que se proteja las cicatrices con una crema de protección solar de alta graduación, previa al empleo de maquillaje.

¿Son los resultados duraderos?

El exceso de piel en párpados superiores, puede volver a aparecer pasados los años, pudiendo requerir la extirpación de la misma nuevamente.

En cambio, la extirpación de las bolsa de grasa en párpados inferiores, es muy duradera, y habitualmente no vuelven a reaparecer.

Complicaciones:

Como en cualquier cirugía puede tener complicaciones aunque son poco frecuentes, de poca gravedad y en general reversibles espontáneamente al cabo de unas semanas.

Los hematomas, el edema, el lagrimeo por laxitud o “pereza” del parpado inferior que requiere una gimnasia palpebral y rara vez cirugía, son las complicaciones más frecuentes. Consulte con nosotros y le daremos toda la información detallada, sin compromiso.

Solicítanos ahora una cita gratuita.