Deseo sexual hipoactivo o inhibido

La definición queda como ”la falta o pérdida del deseo sexual debería ser el problema principal y ningún otro problema sexual que lo acompañe”. En una reciente Consulta Internacional sobre Medicina Sexual, la definición de deseo sexual hipoactivo masculino se propuso como una “deficiencia persistente o recurrente o ausencia de pensamientos o fantasías sexuales o eróticas y deseo de actividad sexual”

Se estima que a lo largo de la vida, 1 de cada 5 personas perderá el interés por el sexo en algún momento de su vida, llegando en la mujer a ser en 3 de cada 10, según un estudio reciente de la NHS ( Reino Unido)

En ocasiones, los hombres con disfunción eréctil suelen confundir el deseo sexual inhibido como el causante las alteraciones que tiene con su erección, ya que por miedo a no rendir sexualmente, tiende a evitar encuentros sexuales que valora previamente con alta probabilidad de fracaso. Con el tiempo, esta situación si puede terminar en un dese sexual inhibido, pero la evitación por sí sola descartaría la presencia de Deseo Sexual Hipoactivo.

Tiempo tratamiento

Hospitalización

Anestesia

Resultados

Diagnóstico de Deseo Sexual Hipoactivo o Inhibido

El trastorno se considera establecido cuando se mantiene más allá de 6 meses, con repercusión en la calidad de vida del paciente.

Para su diagnóstico, hay que tener en cuenta los diferentes factores que afectan al funcionamiento sexual.

Dichos factores pueden situarse en dos grandes grupos:
– Psicosociales: el estrés, trastornos de ansiedad, los aspectos socio-culturales, conflictos de pareja, desórdenes alimentarios, etc…
– Orgánicas: Alteraciones hormonales ( diabetes, testosterona, hipotiroidismo, alteración del eje hipotalámico, etc…), alteraciones de vaso cardiaco, así como la hipertensión arterial y trastornos neurodegenerativos.

 

Será importante un análisis multidisciplinar por parte de Urología y Sexología para identificar de forma adecuada el problema a tratar, así como el uso de cuestionarios orientados para dicho fin, como la escala SDI ( Sexual Desire Inventory) para su adecuada identificación.

Tratamiento de Deseo Sexual Hipoactivo o Inhibido

Tras el estudio multidisciplinar Uro- Sexológico, se presentará un tratamiento individualizado, donde normalmente hará falta una terapia psicosexual con apoyo de medicación en caso de identificarse alguna causa urológica subyacente.

Como siempre recomendamos, póngase en manos profesionales, dado que dicho diagnóstico puede esconder algún trastorno hormonal o psicosexual que requiere de tratamiento individualizado.

Preguntas frecuentes

El deseo sexual inhibido puede ser una manifestación de trastornos hormonales que requieren de estudio por parte de un urólogo, así como de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, etc...

Así mismo, puede ser un signo inicial de trastornos de entidad mayor psicológica, como una depresión, ansiedad, trastorno alimenticio, etc…