En qué consiste la ginecomastia

La ginecomastia consiste en un aumento del volumen mamario en los varones. Este aumento puede ser debido a un acúmulo de grasa localizada a nivel mamario, provocando una pseudoginecomastia o falsa ginecomastia. En este caso, el tratamiento de elección sería la liposucción. Es lo más frecuente en esta patología.
Si el aumento de volumen es debido a una glándula de mayor tamaño de lo habitual, estaremos frente a una verdadera ginecomastia, y el tratamiento precisará de la extirpación quirúrgica de la misma.

 

Pacientes a los que va dirigido la ginecomastia.


Pacientes varones sin obesidad manifiesta pero con unas mamas aumentadas de tamaño. Normalmente, dicho aumento de tamaño suele asociarse a molestias físicas que se producen sobre todo durante la realización de ejercicio físico.
Mediante la realización de una ecografía se podrá distinguir fácilmente entre pseudoginecomastia (solo grasa) y ginecomastia glandular o mixta (glándula y grasa)
En los casos glandulares es necesario un estudio endocrinológico para descartar un posible origen hormonal. En ocasiones, se desarrolla de forma secundaria por el uso de anabolizantes, determinados medicamentos o el consumo de drogas de efectos similares.

Cómo es la ginecomastia


– La liposucción de la mama grasa es un procedimiento rápido, que se realiza bajo anestesia local y sedación, a través de unas pequeñas incisiones. Una vez aspirada la grasa, se cierran los orificios con un punto de sutura, siendo casi invisibles las cicatrices

– La extirpación de la glándula se realiza a través de una incisión en el borde inferior de la areola, también bajo anestesia local y sedación.
En general es necesario combinar ambas técnicas para conseguir el resultado esperado, sobretodo en ginecomastias mixtas. Actualmente con el aumento del consumo de anabolizantes y de la obesidad, el número y gravedad de la ginecomastia también.

Postoperatorio de la ginecomastia


Es una cirugía en general poco dolorosa, que se tolera bien con los analgésicos pautados que le prescribimos en la consulta. La evolución normal es:

– En el postoperatorio inmediato es normal una disminución de sensibilidad en la zona operada, que se recupera pasado un tiempo. Suelen aparecer hematomas e inflamación de la zona, por lo que es necesario el uso de una banda elástica de compresión durante las 3-4 semanas.
– A los 4-7 días el paciente podrá retomar su vida social y laboral si no requiere grandes esfuerzos (no podrá cargar peso en 3-4 semanas).
– A los 15 días desde la intervención, podrá dormir boca abajo.
— Al mes podrá empezar a realizar ejercicios, natación o cargar peso.

Tiempo tratamiento

1 - 3 Horas

Hospitalización

Ambulatora, sin ingreso en general

Anestesia

Local y sedación

Resultados

15 días

Dado que es un procedimiento corto, realizado con anestesia local y sedación, tras unas horas, se le da el alta al paciente. Solo en casos graves se ingresaría 24 horas.

La cirugía de la ginecomastia es bastante segura, siendo raro la aparición de complicaciones y el resultado suele ser muy satisfactorio para los pacientes. Pueden aparecer hematomas, infección, pérdida de sensibilidad en areola y a veces cicatrices algo visibles peri areolares o de baja calidad estética.
A veces hay una pequeña asimetría entre las mamas en los días posteriores a la cirugía, que en general mejora o desaparece con el tiempo o se puede corregir.

En cualquier caso casi todas las pequeñas complicaciones son tratables con un simple retoque con anestesia local incluso en la propia consulta.