Llámanos al: 958 28 58 76
Consúltanos o Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

17. 08. 2015 | Noticia

Operaciones de Cirugía Plástica en verano| El calor, el edema y la maceración

El calor, el edema y la maceración.

En el anterior post comentábamos la exposición al sol y la pigmentación de las cicatrices. Hoy hablaremos del riesgo del calor de estas fechas, para que tengáis presentes nuestros consejos este verano.

El riesgo infeccioso.

Tradicionalmente en todo tipo de cirugía se evitaba, si era posible, intervenir en época veraniega pacientes con cirugías complejas o de riesgo infeccioso (“cirugías sucias”) siempre claro está, que se pudieran planificar y aplazar.

El calor ambiental favorece el desarrollo bacteriano en cirugías de riesgo tanto durante el acto quirúrgico como en el post operatorio.

Actualmente los medios de control ambiental (esterilidad, ventilación, aire acondicionado etc…) aun con sus problemas añadidos a veces han obviado estas dificultades, pero sobre todo el control antibiótico pre operatorio hacen que este riesgo sea hoy despreciado. Por otra parte en Cirugía Plástica se tratan “cirugías limpias” rara vez intervenimos pacientes con riesgos y casi siempre utilizamos antibióticos protectores muy eficaces.

El calor ambiental.

El calor si que produce a veces mayor hinchazón o edema sobretodo en cirugía en miembros inferiores y habrá que tenerlo en cuenta.

Por otra parte qué duda cabe que la necesidad de un vendaje compresivo, y no digamos una faja más o menos amplia como en liposucciones y lipoescultura de todo tipo, conlleva unas molestias añadidas en situación de calor ambiental. En los postoperatorios largos como en cierto tipo de cirugías (abdominoplastia, filling glúteos,etc.) es un problema que deberá valorar la paciente y su cirujano aunque no es un impedimento a ninguna cirugía.

 

,aaaaaaabbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb -

La maceración de las heridas.

Es un hecho que las heridas ocluidas con un vendaje o esparadrapos pueden macerarse mas fácilmente en situación de calor y sudoración.

Las heridas suturadas en zonas de sudoración (cirugía facial cerca del pelo, cirugía de reducción mamaria en pliegues, cirugía de la zona inguinal o en pliegue abdominal, etc.) deben descubrirse cuanto antes (a veces al tercer día) o dejarse simplemente “al aire” (frecuente en aumento de mamas, blefaroplastias, lifting de cuello, etc.) y ducharse a diario que es un método muy eficaz para evitar problemas de todo tipo.
El edema y hematoma post quirúrgico.

La inflamación y la infiltración de cierta cantidad de sangre tras una cirugía es la regla y en general no es posible evitarlo, solo aliviarlos.

Esto ocurre en todas las intervenciones aunque nos preocupan más en las zonas muy visibles (cirugías faciales como lifting, rinoplastias, blefaroplastias) pudiéndose ocultar en la mayoría de las otras zonas (cirugía de mamas, abdominoplastia, liposucciones, etc.) .

No obstante en muchas cirugías la recuperación es en general sencilla, al ser heridas cortas, escasos puntos y de cicatrización rápida. El cuidado consistirá en aplicar hielo muy precozmente, cremas con vitamina K para resolución de los hematomas y correctores o maquillaje y protección solar alta a los pocos días. Salvo algunos lifting que son más agresivos al tener que despegar piel, la mayor parte de los hematomas se resuelven en dos semanas o antes en casi todas las cirugías faciales.

1 -