Llámanos al: 958 28 58 76
Consúltanos o Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

13. 08. 2015 | Noticia

Operaciones de Cirugía Plástica en verano| la melanina y pigmentación de la piel

La cirugía plástica es una “cirugía volutiva” es decir por decisión propia, en especial la estética, en estos casos siempre es recomendable que se planifique su realización en el tiempo, incluso con meses de antelación.

La realidad es que por razones laborales o de estudios, sois muchos los que solicitáis haceros la cirugía en los meses de verano, aprovechando las vacaciones. Realmente es un momento estupendo para lucir vuestro nuevo y mejorado aspecto, pero en una región tan soleada como nuestro país, el sol tan deseado por nuestros visitantes puede ser un enemigo en nuestro postoperatorio.

En esta entrada de nuestro blog os queremos aclarar brevemente muchos de los mitos al respecto y aconsejaros unas pautas de comportamiento en las operaciones más comunes cuando se realizan en época de verano.

Desde un punto de vista médico y quirúrgico se podría realizar cualquier intervención durante el verano sin ningún riesgo añadido elevado.

En nuestro entorno climático de alta insolación y calor, hay sin embargo problemas post operatorios que hay que tener en cuenta tras una cirugía. Estos vienen relacionados fundamentalmente:

  • Por la exposición al sol y la pigmentación de las cicatrices.
  • Por la relación entre calor, edema y maceración.

 

3677041027_fdfc190406_z -

La melanina y la pigmentación de la piel
El proceso de la pigmentación de la piel es un mecanismo mucho más complejo de lo que en general se cree. De forma sencilla explicaremos que en la dermis profunda tenemos unas células arborescentes llamadas melanocitos que son los responsables de la segregación de gránulos de melanina que es un pigmento responsable de la pigmentación de la piel, del pelo y del color de nuestros ojos.

Función protectora de la piel

Estos gránulos de melanina se transfieren a las células basales de la piel que se pigmentan protegiéndonos de los rayos ultravioletas tipo UVA y UVB. La melanina es capaz de absorber casi el 90% de la energía radiante solar transformándola en calor y evitando así el daño al ADN nuclear de las células de la piel.

Recuerden que este daño al ADN lleva con el tiempo a la aparición de manchas diversas, queratomas y sobre todo a tumores malignos “actínicos” de la piel siendo el más temible el melanoma maligno.

Mecanismo de producción y distribución

La producción de melanina es estable y permanente en condiciones de normalidad siendo muy variable genéticamente según las razas humanas distinguiéndose unos 6 FOTOTIPOS de pieles según su coloración y su respuesta al sol:

  • TIPO I: piel blanca, pelirrojos, se queman siempre no se broncean nunca, razas nórdicas en general
  • TIPO II: piel blanca, rubios ojos azules, se queman con frecuencia y broncean poco. Nórdicos.
  • TIPO III: castaños piel mate, algo morena, se queman a veces, se broncean. Razas mediterráneas.
  • TIPO IV: morenos con piel mate, no se queman nunca se broncean siempre. Razas sureñas.
  • TIPO V Y TIPO VI : piel oscura o negra, nunca se queman, razas magrebíes, hindúes, negroides.

Vemos que la respuesta al sol es muy variable según nuestro tipo de piel y por lo tanto nuestra respuesta a la radiación solar es un factor personal que se inicia normalmente a nivel de la piel por la acción local de los rayos UVA (de respuesta rápida con enrojecimiento) y UVB (de respuesta más lenta con bronceado). Pero se desencadena también una acción general en nuestro organismo pues la producción de la melanina depende también de factores hormonales con la producción de melatonina a nivel de nuestra hipófisis y otras como el ACTH y la MSH (hormona melanocito estimulante). Estas hormonas son las responsables de pigmentaciones que surgen con el embarazo o con trastornos como la enfermedad de Addison. Este estimulo hormonal por vía sanguínea alcanza todo nuestro organismo y por lo tanto cualquier zona de nuestra piel y favorecen la producción y depósito de melanina en todas las zonas enrojecidas por la acción del sol (rayos infrarrojos y rayos ultravioletas) o por existir una zona con inflamación como puede ser una cicatriz reciente o una zona con hinchazón o hematomas (al crearse un proceso inflamatorio de reabsorción).

En resumen,  si tomamos el sol, nuestro organismo producirá y depositará melanina en todas las zonas inflamadas por la acción del sol, pero también en zonas cicatriciales “en actividad” estén o no expuestas al sol directo. Las cicatrices aun activas (enrojecidas, engrosadas) se colorearan en función de nuestro tipo genético de piel, y algunas personas igual que no se broncean nunca tampoco pigmentaran sus cicatrices y otras colorearan con facilidad sus cicatrices y con frecuencia de forma permanente.

pigmentacion-de-la-piel-680x365_c -