Otoplastia

Las orejas prominentes u orejas en asa son una malformación congénita muy frecuente, debido a una alteración del cartílago auricular. Esta alteración puede consistir en falta del pliegue anterior del cartílago, dando a la oreja un aspecto plano y desplegado. En otras ocasiones, es debido al exceso del cartílago de la concha a nivel de la unión de la oreja con el cráneo, produciendo una separación excesiva de éstas con la cabeza.

Esta deformidad a veces crea problemas de relaciones interpersonales, cuando no de burlas en la infancia, que pueden dañar psicológicamente la autoestima del paciente siendo especialmente preocupante en los niños a partir de los 6 o 7 años.

Pacientes a los que va dirigido la Otoplastia

La técnica Otoplastia está destinada para aquellas pacientes que tienen malformaciones congénitas en las orejas como:

– Personas con orejas prominentes o deformadas que deseen someterse a la cirugía.
– En niños con orejas despegadas , es importante que se encuentren a disgusto con sus orejas por las burlas de sus compañeros y quieran operarse, eso hará que cooperen durante la intervención y se evitará una anestesia general pues están deseando arreglar su problema.

Cómo es el tratamiento de Otoplastia

Con la Otoplastia, conseguimos la corrección de estas alteraciones. A través de una incisión oculta en la parte anterior de la oreja se realiza un raspado con lija de diamante del cartílago deformado y con una incisión posterior moldeamos el cartílago y daremos unos puntos de sutura para mantenerla más pegada a la cabeza. En ocasiones, será necesario extirpar una cuña del cartílago de la concha auricular si es muy amplia y prominente.

Postoperatorio del tratamiento de Otoplastia

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente llevará un vendaje en la cabeza durante 5 a 7 dias, que será luego sustituido por una cinta del pelo que se tendrá que mantener unas tres semanas sobre todo de noche.
El postoperatorio es algo doloroso los primeros días pero gracias a los analgésicos que le pautamos se suelen controlar bien esas molestias.
El paciente podría incorporarse a su actividad normal a los 2-3 días si no le preocupa el vendaje o sino tras los 7 días . El ejercicio físico no podrá realizarlo hasta la 3ª semana.

Tiempo tratamiento

1 Hora 15 min

Hospitalización

No precisa

Anestesia

Local

Resultados

7 - 15 Días

Se considera que las orejas se han desarrollado completamente hacia los 6 u 8 años de edad, por lo que a partir de ese momento, se podrá realizar la cirugía.

Las cicatrices se realizan ocultas en el pliegue del hélix en la parte anterior y en la parte posterior de la oreja son muy poco visibles salvo que tenga tendencia familiar a cicatrices hipertróficas o queloideas (consulte con el cirujano).

Como en todas las cirugías, pueden existir complicaciones, aunque son poco frecuentes y de poca gravedad:

– Hematoma: se produce por el acumulo de sangre bajo la herida, en ocasiones, precisa drenaje. Para evitarlo, pondremos un vendaje compresivo tras la cirugía.
– Infección: a veces pautaremos antibióticos durante unos pocos días para tomarlos en casa.
– Problemas en la cicatriz: la cicatriz hipertrofiada es una complicación poco frecuente.
– Recidiva: Es muy raro que la deformidad vuelva a aparecer. La forma definitiva no es valorable hasta el tercer mes. En el caso de que reapareciera el problema, se puede hacer una revisión quirúrgica (no antes del 6º mes), una vez que haya desaparecido la inflamación.