En qué consiste la Rinoplastia

Los defectos en una nariz pueden tener varios orígenes. La mayor parte de los casos se deben a causas genéticas o de “herencia” que marcan y definen a muchas familias. También son responsables cirugías previas, cicatrices cutáneas y quemaduras  que pueden deformar la nariz. Causas más raras son las malformaciones congénitas como los labios leporinos y algunos tumores que afectan a la conformación de la nariz.

 

En Clínica Gómez Morales nuestro objetivo principal es la belleza, pero debe conjugarse con una buena función ventilatoria. 

No existen patrones de belleza, esta «belleza» es muy variables según países y etnias y realmente este sentido es sobre todo un sentimiento estético de armonía y proporciones que todos poseemos en distinto grado y luego un sentido muy personal de nuestro propio aspecto que afecta a nuestra autoestima.

 

Existen muchas variaciones técnicas, a veces muy minuciosas, con injertos de cartílago, de fascia, incluso de hueso que pueden hacer de esta cirugía un procedimiento complejo que requiere al cirujano experiencia y sobretodo un sentido artístico para conjugar la técnica meticulosa con la armonía en la forma de la nariz.

 

H2 Pacientes a los que va dirigida la Rinoplastia

 

La Rinoplastia es un tratamiento individualizado. La gran variedad de defectos nasales hace de esta cirugía un desafío quirúrgico pues evidentemente no hay «una» sola rinoplastia para todos los casos. Existen muchas variaciones técnicas, a veces muy minuciosas, con injertos de cartílago, de fascia, incluso de hueso que pueden hacer de esta cirugía un procedimiento complejo. Esta opción termina siendo la más resolutiva y definitiva dentro de las distintas opciones que se ofrecen en cirugía estética de la nariz.

 

Se dice que «la nariz es la cara de la cara» y es parte esencial en el equilibrio de un rostro, por lo tanto, debemos valorar todas las proporciones, desviaciones, defectos, etc pero también el encaje de esa nariz en un rostro que a veces requiere cirugías complementarias de mentón, de pómulos, rellenos faciales, etc. Finalmente es esencial explicar nuestro proyecto quirúrgico a los pacientes para buscar su consenso.

Rinoplastia

Tiempo tratamiento

5 Horas

Hospitalización

24 - 48h.

Anestesia

General

Resultados

21 Días

Pacientes a los que va dirigida la Rinoplastia

La Rinoplastia es un tratamiento individualizado. La gran variedad de defectos nasales hace de esta cirugía un desafío quirúrgico pues evidentemente no hay «una» sola rinoplastia para todos los casos. Existen muchas variaciones técnicas, a veces muy minuciosas, con injertos de cartílago, de fascia, incluso de hueso que pueden hacer de esta cirugía un procedimiento complejo. Esta opción termina siendo la más resolutiva y definitiva dentro de las distintas opciones que se ofrecen en cirugía estética de la nariz.

 

Se dice que «la nariz es la cara de la cara» y es parte esencial en el equilibrio de un rostro, por lo tanto, debemos valorar todas las proporciones, desviaciones, defectos, etc pero también el encaje de esa nariz en un rostro que a veces requiere cirugías complementarias de mentón, de pómulos, rellenos faciales, etc. Finalmente es esencial explicar nuestro proyecto quirúrgico a los pacientes para buscar su consenso

Cómo es el tratamiento de Rinoplastia

La rinoplastia es una cirugía que se realiza bajo anestesia general e ingreso de normalmente 1 noche, marchándose al día siguiente a su domicilio.

 

Tras la previa valoración en consulta, y tratamiento consensuado con el paciente, se llevará a cabo la cirugía, orientada a conseguir los objetivos marcados.

La técnica suele ser minuciosa, con requerimientos de injertos de cartílago, de fascia o incluso de hueso de distintas zonas (Oreja y costilla suelen ser las zonas donantes más habituales).

 

Por otro lado, la rinoplastia requiere en ocasiones de cirugías complementarias para conseguir un equilibrio, añadiendo cirugías de mentón, de pómulos, rellenos faciales, etc. con vistas a llegar al objetivo marcado. Será esencial explicar nuestro proyecto quirúrgico a los pacientes para encontrar el mayor consenso posible.

Postoperatorio de la Rinoplastia

Una vez finalizada la cirugía, el paciente suele pasar la noche en el Hospital.

El postoperatorio en general es bueno, pues la nariz operada se queda acorchada totalmente, por lo que no es una cirugía dolorosa. Esto no evita que haya presencia de algunas molestias inevitables. En la recuperación

 

  • Taponamiento nasal que debe mantener de 2 a 3 días.
  • Férula termomaleable durante una semana.
  • Hematomas faciales de más de 10 días de evolución.
  • Hinchazón nasal, que suele durar no menos de 2 semanas.

 

 

Es importante que cada una de nuestras pacientes sigan las pautas y recomendaciones del equipo médico especialista, solo así se podrá alcanzar un resultado satisfactorio y con total éxito.

Sí. En la cirugía de rinoplastia el resultado funcional es tan importante como el estético.

Normalmente, se hacen uso de técnicas específicas, así como de uso de injertos dilatadores con vistas a permitir un natural paso del aire a través de la nariz.

Como ocurre con toda cirugía estética, la satisfacción con el resultado está sujeto a muchas variables, en ocasiones por unas expectativas en ocasiones fantasiosas. En Clínica Gómez Morales damos mucha importancia a la información detallada y al adecuado consenso en consulta, generando unas expectativas reales de lo que serán los resultados de la rinoplastia, e informando de aquellas complicaciones que pueden surgir para cada caso.

La inmensa mayoría de los pacientes están muy satisfechos y agradecidos con un resultado que a veces les cambia no solo su aspecto estético, sino incluso su vida, al mejorar mucho su autoestima.