Pacientes a los que va dirigido el tratamiento de la eyaculación precoz

Cualquier hombre mayor de edad que tenga dificultades para controlar su eyaculación o eyacule de forma no deseada, ocasionando síntomas como:

• Intranquilidad o ansiedad durante las relaciones sexuales.
• Incapacidad para distinguir las sensaciones propioceptivas de que la eyaculación está cerca.
• Uso de técnicas de represión de la excitación como intento frustrado de retrasar la eyaculación.
• Sensación de orgasmo disminuida.

El diagnóstico se basará en test específicos y la valoración de otros parámetros que ayudan al diagnóstico y seguimiento de la enfermedad, como son:

• Tiempo a la eyaculación
• Grado de percepción de control eyaculatorio

Cómo es el tratamiento de la eyaculación precoz

El tratamiento se orientará desde un punto de vista multidisciplinar, donde el urólogo y el sexólogo realizarán un tratamiento individualizado.

Normalmente consisten en un mínimo de seis sesiones enfocadas a un entrenamiento para potenciar el autoconocimiento corporal y minimizar los posibles niveles de ansiedad asociados a la Eyaculación precoz.

Las técnicas sexológicas comúnmente empleadas tanto al individuo como a pareja son:

• Desgenitalización del placer.
• Maniobras de Parada y Arranque.
• Apretón.
• Sensibilización corporal.
• Preparación a la penetración.

Al mismo tiempo, se hará uso de tratamientos aprobados a día de hoy para retrasar los tiempos de eyaculación como son:

• Anestésicos tópicos en Espray
• Dapoxetina vía oral
• Fluoxetina, Clomipramina.
• Inhibidores de la fosfodiesterasa