Lifting o estiramiento facial

El ”lifting” o estiramiento facial es un procedimiento destinado a tensar la piel y las estructuras faciales y musculares profundas de la cara y del cuello con el objetivo de reducir incluso eliminar pliegues, arrugas y caída de los tejidos.
Al envejecer, por acción de la gravedad, del sol, del estrés y sobre todo por factores hereditarios, de alimentación y hábitos nocivos como el tabaquismo, la musculatura, las fascias y ligamentos profundos así como nuestra piel, sufren un deterioro progresivo. Aparecen “surcos” y “descuelgue” de pómulos y mejillas, “arrugas” en la piel, acúmulo de grasa en el cuello, manchas, etc

Tiempo tratamiento

6 Horas

Hospitalización

24 Horas

Anestesia

General

Resultados

+ 1 mes

Pacientes a los que va dirigido el Lifting

Pacientes que, por diferentes factores (acción de la edad, gravedad, tabaco, sol y factores hereditarios) presentan surcos profundos, pómulos descolgados, arrugas, acúmulo de grasa en cuello…
Cada paciente es diferente y nuestros procedimientos deben adaptarse a sus alteraciones de piel y tejidos subyacentes (grasa, fascias y músculos faciales) y por supuesto a sus deseos y expectativas. Por lo tanto es necesario un estudio detallado y una consulta personalizada.

Cómo es el tratamiento de lifting o estiramiento facial

Esta cirugía puede aplicarse a distintas zonas de la cara según la edad y la gravedad. Podemos distinguir:
– Lifting o estiramiento del tercio superior: frente, cola de cejas, entrecejo, párpados y “patas de gallo”. Cada zona puede tener tratamiento quirúrgico con cirugías menores o incluso añadiendo métodos estéticos como el botox y rellenos complementarios en los surcos profundos del entrecejo.
– Lifting o estiramiento del tercio medio: mejillas, pómulos, exceso de grasa, surcos profundos “surco de la nariz” (surco nasogeniano), “surco del mentón” (surco de marioneta). Aquí también caben varios tipos de cirugías según la edad y la gravedad del deterioro facial. Desde un simple relleno graso (filling graso facial) o una liposucción en caras grasas hasta un llamado “mini-lifting” (mask lift) o un estiramiento completo de tejidos profundos y piel de la cara o lifting facial completo.
– Lifting o estiramiento del tercio inferior: se refiere esencialmente al cuello y reborde mandibular descolgado. Se puede realizar desde una simple incisión submentoniana o desde la zona auricular en los casos más graves. Se corrige el exceso de grasa (liposucción cervical), si lo hay, se eliminan las “bandas” del cuello por plicatura del músculo del cuello (platismoplastia) y se readapta la piel para recobrar un cuello liso y estirado.

Postoperatorio del tratamiento de Lifting o estiramiento facial

El postoperatorio no suele ser doloroso. El uso de analgesia habitual suele ser suficiente para el control de las molestias que pudieran aparecer. Suele ser habitual una sensación de acorchamiento facial que cede pasado un mes aproximadamente.
Tendrá que evitarse la exposición al sol durante un mes, y es aconsejable que no trabaje y evite los ejercicios o actividades violentas durante al menos 15 días.

Preguntas frecuentes

Habitualmente, tras el paso de 3 a 4 semanas podrá reincorporarse a su vida laboral y social. Las cicatrices serán fácilmente disimulables.

Tras un adecuado asesoramiento en la clínica, y con más de 30 años de experiencia, podemos orientar los distintos tratamientos para conseguir los resultados esperados, desde un punto de vista integral.
Normalmente, se combina con otras técnicas quirúrgicas: liposucción de cuello, blefaroplastia o técnicas de párpados, etc..
También se puede realizar combinación con tratamientos de medicina estética como son las inyecciones de toxina botulínica, rellenos grasos o con ácido hialurónico.

Suele haber una sensación de tirantez durante los primeros días o semanas.
El dolor suele ser de fácil manejo con uso de analgesia habitual. Será necesario un asesoramiento personalizado según las técnicas utilizadas para usted.